Importancia de los plaguicidas para la produccion del arroz

Noticias
10.09.2015

Agrigultura sostenible

América Latina y el Caribe consolidan solo el 6% de la producción de mundial de arroz. Sin embargo, como el arroz es el alimento básico de la mayoría de la región, este cultivo es sin duda el más importante para el sustento de la población. 

En 2002, el Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego (FLAR) inició un proyecto de exploración con el objetivo de aumentar el rendimiento de la producción de arroz en Brasil y Venezuela. Este proyecto se llevó a cabo implementando prácticas biotecnológicas como: la integración de semillas con insecticidas y funguicidas para minimizar los efectos limitantes que insectos y hongos le generan a la cosecha del grano, y el daño generado por la maleza por medio del uso oportuno de herbicidas. 

En el caso de Brasil, la reducción en la producción de arroz por insectos plaga puede llegar a ser hasta del 30% ya que las larvas de estos impiden el flujo apropiado de nutrientes para que el arroz alcance su rendimiento ideal, lo que representa pérdidas de hasta 80 millones de dólares al año. Sin embargo, la implementación de insecticidas en la semilla de arroz ha demostrado ser eficaz en más de un 90% en el control de plagas y un aumento de más del 25% en la productividad de la cosecha. 

Por otro lado, para el control de los hongos como La piricularia (tizón, quemado o brusone) que queman y minimizan el área de la hoja disponible para la fotosíntesis, se ha enfatizado en el uso de Funguicidas como método para conservar su acción negativa a niveles tolerantes para el grano. El uso de semillas con funguicidas ha mostrado que este tratamiento puede proteger la plata de arroz de la acción de los hongos durante 38 a 62 días después de la siembra y una aplicación extra logra proteger de los hongos que se presentan más adelante en el sembrado. Con este método de doble aplicación del funguicida, se redujo en gran medida el daño de la planta de arroz, al mismo tiempo que su producción aumento entre el 42% y el 60%. 

De igual forma, combatir la barrera que representa la aparición de maleza en el cultivo de arroz fue otro de los focos en la investigación. La maleza compite de forma activa por el espacio, la luz, la humedad y los nutrientes con la planta de arroz, y su presencia llega a causar pérdidas de hasta el 50% en el rendimiento de la cosecha final. 

Ya que el proceso manual de desmalezar un cultivo conlleva un alto costo por la mano de obra, los productores del grano de arroz han optado por darle un mayor uso a los herbicidas. En Brasil aproximadamente el 95% de las hectáreas de arroz son tratadas con este producto bioquímico, abstenerse de usarlo puede llegar a causar pérdidas hasta del 50% en el rendimiento del arroz. 

El gran beneficio del uso de plaguicidas señalado en los resultados de este proyecto, ha fomentado que el agricultor aplique mejores prácticas sobre su cultivo incrementando visiblemente el rendimiento de la producción de arroz y cosechando una mayor producción de grano de arroz sano e idóneo para la alimentación. 

FUENTE: www.croplifela.org