¿Qué es un producto fitosanitario? | Syngenta

You are here

¿Qué es un producto fitosanitario?

Noticias
28.07.2015

Agricultura sostenible
¿Qué es un producto fitosanitario?

Estos productos cumplen una función realmente importante en la agricultura. Los fitosanitarios son insumos que previenen, ahuyentan o controlan cualquier plaga animal o vegetal durante las diferentes etapas de un cultivo: como la producción, almacenamiento, transporte y distribución de productos agrícolas.

La investigación que se lleva a cabo para el desarrollo de estos productos inicia con un cuidadoso trabajo en laboratorio y campo. El proceso toma alrededor de nueve años entre varios ensayos y evaluaciones para así garantizar la acción del producto desde el área agrícola, ambiental y de salud.

¿Cómo benefician los productos fitosanitarios al agro?

1. Protegen los cultivos de plagas, malezas y enfermedades.
2. Sin productos fitosanitarios la producción mundial de frutas y vegetales, forrajes y fibras caería entre 30 y 40% por la acción de plagas.
3. Una mayor producción por cultivo se convierte en una disminución de costos para el consumidor, lo que incrementa el acceso a los alimentos para la población mundial.
4. Estos productos aseguran una producción mayor y de mejor calidad en los alimentos y otros cultivos para el beneficio y bienestar de la humanidad.
 
¿Cuánto se invierte al año en la investigación y desarrollo en nuevos avances?

Cada año se invierten 6.317 millones de dólares. De estos 2.959 millones corresponden a nuevos desarrollos de productos fitosanitarios y 3.358 millones son destinados a la investigación y el desarrollo en semillas y biotecnología. El objetivo de esta inversión es la creación de productos fitosanitarios más prácticos, seguros y efectivos, que beneficiarán a los agricultores, consumidores y al medio ambiente.

¿Cómo se clasifican los fitosanitarios?

1. Herbicidas: Controlan las especies vegetales (malezas) que invaden los cultivos.
2. Insecticidas: Controlan los insectos perjudiciales.
3. Acaricidas, fungicidas y bactericidas: Se destinan a combatir ácaros, hongos y enfermedades bacterianas.